Iniciar sesión

Iniciar sesión

La empresa familiar pide a la banca innovar en oferta.

05 Julio 2017 Noticias

Las empresas de menor tamaño siguen encontrando dificultades a la hora de encontrar financiación privada para proyectos e inversiones a largo plazo. El nuevo banco público abre nuevas opciones.

 

La empresa familiar valenciana ha realizado un importante esfuerzo durante los años de la crisis económica para adaptar su estructura y obligaciones financieras, que se ha traducido en compañías con mejores niveles de capitalización y solvencia y menores niveles de endeudamiento. A pesar de ello, un alto porcentaje sigue encontrando dificultades a la hora de conseguir financiación bancaria para afrontar proyectos a medio y largo plazo, “lo que supone un obstáculo para la consolidación de la recuperación y el crecimiento de las compañías”, subraya José Bernardo Noblejas, presidente del Instituto Valenciano para el Estudio de la Empresa Familiar (Ivefa). Según la última encuesta entre socios realizada por la organización, el 23 por ciento afirmaba encontrar una difultad alta o muy alta a la hora de encontrar financiación de circulante, porcentaje que se elevaba al 27 por ciento en el caso de operaciones de inversión.

En este sentido, Gonzalo Boronat, director general de GB Consultores Financieros y Tributarios, destaca el progreso de las pymes en esta materia e insta a las entidades financieras a evolucionar e innovar para dar respuesta a las necesidades reales de las empresas. “Falta imaginación en el sector financiero. Se trabaja con productos estándar, pero cada compañía es diferente y es necesario pasar a hacer trajes a medida”, destacó.

Noblejas reivindica la necesidad de apoyar a la empresa familiar, dado su  peso en la economía, tanto valenciana como nacional. Según los últimos estudios del sector, representa el 91,1 por ciento del tejido empresarial español y el 84,7 por ciento del empleo -crea el 70 por ciento de los empleos en el sector privado-. Asimismo, destaca que en un 20 por ciento de las
empresas familiares conviven la primera y la segunda generación, mientras que un 82 por ciento tiene potenciales sucesores.

El director general del Instituto Valenciano de Finanzas (IVF), Manuel Illueca, explicó a una delegación de Ivefa, encabezada por su presidente, las diferentes líneas de financiación a la empresa valenciana que está poniendo en marcha la entidad, reconvertida en banco público de la Generalitat  Valenciana. “El objetivo es poner a disposición del tejido productivo
valenciano un promotional bank, inspirado en organizaciones similares que llevan décadas funcionando, tanto en España como en otros países. Tiene un carácter anticíclico, de manera que dará soporte a la empresa cuando la banca privada se retire, e intentará cubrir fallos de mercado, dando respuesta a operaciones con lógica económica y empresarial, que no han logrado la aprobación de la banca. En todo caso, debe primar la eficiencia, y ser empresas capaces de desarrollar los proyectos que quieren financiar”, advirtió Illueca.

Puso como ejemplo el Instituto Vasco, que firmó hace dos años una línea de financiación con el BEI por 200 millones de euros.  El director del IVF indicó que, en el caso de las pymes, concurre también un factor estructural en su acceso a la financiación privada, “debido, en muchos casos, a un problema de naturaleza de la información que tienen disponible y al desconocimiento de la banca”. 

El nuevo banco público cuenta ya con varias líneas de actuación, entre ellas, financiación a actividades productivas -inversión y circulante-; a autónomos, microempresas y pymes y autónomos; a innovación y emprendimiento; para actividades culturales, creativas y de ocio; anticipos de las subvenciones destinadas a acciones formativas dirigidas a personas en situación de desempleo; adelantos de subvenciones a centros de atención a personas con diversidad funcional, y préstamos participativos. Además, participa en tres fondos de capital riesgo. El IVF trabaja para abrir nuevas líneas de financiación especializada con respaldo de fondos europeos y en la definición de un seguro a la exportación para aquellas empresas de pequeño tamaño a las que no llega la cobertura de Cesce.

La entidad estima que, en 2017, pondrá a disposición de las pymes y los autónomos valencianos más de 45 millones de euros.  “Hemos puesto al día los procedimientos internos y hemos desarrollado nuevos sistemas, con apoyo de las nuevas tecnologías. La intención es ir añadiendo nuevos productos y servicios, para cubrir necesidades reales”, destacó Illueca. “El IVF es el mejor ejemplo de cooperación público-privada dentro del Gobierno valenciano, puesto que el objetivo es abordar operaciones conjuntamente con entidades financieras, para lo que estamos construyendo una red de acuerdos”, subrayó.
Mejor fiscalidad y menos burocracia. Por otro lado, Noblejas aprovechó el acto de celebración del 20 aniversario de Ivefa, en el que participaron el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, y el conseller de Hacienda, Vicent Soler, para reiterar tres peticiones al Gobierno valenciano: revisar la política fiscal, reducir los trámites burocráticos y definir un modelo que reduzca los costes energéticos para las compañías, de manera que se facilite su actividad y continuidad.  “La Administración debe tomar conciencia de que los tipos impositivos aplicables en cambios generacionales son clave para la continuidad de la empresa familiar, ya que pueden hacer que la sucesión se vuelva inviable, puesto que resulta tan gravoso y complicado heredar una empresa, que los sucesores se ven abocados a la renuncia y al cierre por falta de liquidez o ayudas. Esto tendremos que resolverlo, de una forma u otra”, advirtió

Noblejas, en relación a la reforma del Impuesto de Sucesiones y Donaciones que entró en vigor en la región este ejercicio. El presidente de Ivefa subrayó que esta organización ha evolucionado de ser “formador e informador a dar servicio real al asociado”. Noblejas destacó el éxito de dos de los proyectos que está desarrollando: Mentoring y desarrollo empresarial de la Empresa Familiar y Continuidad de la Empresa Familiar. El objetivo del primero, en el que se está trabajando con 17 firmas, es mostrar la vía para desarrollar y fortalecer las relaciones familia-empresa, a fin de planificar la sucesión y establecer el marco de relación entre las generaciones. El segundo está enfocado a conservar los valores intrínsecos de la empresa familiar y se está aplicando con cuatro entidades.

 

Fuente: El Economista

 

La prevención de delitos y el gobierno corporativo en la empresa familiar. (GB Consultores)

01 Agosto 2016 BLOG

Andrea Moril GB Consultores

 

La última reforma del Código Penal que tuvo lugar hace escasamente un año por la LO 1/2015, ha traído consigo importantes novedades que afectan de pleno al tejido empresarial de nuestro país, y especialmente, a las empresas familiares, caracterizadas por su propia cultura, identidad empresarial, y por su presencia diferenciada en el mercado, debido a su tradicional y personal forma de trabajar.

De acuerdo con ésta nueva normativa y desde su entrada en vigor -1 de julio de 2.015- las empresas están obligadas a dotarse de mecanismos adecuados para la prevención de delitos, pues sólo de esta manera podrán quedar exentas de responsabilidad penal. En efecto, nos referimos a los ya conocidos “Compliance programs” o Manuales de Prevención de Delitos.

A día de hoy, ya son varias las sentencias del Tribunal Supremo que nos han marcado el alcance y repercusión que está teniendo esta nueva normativa. Por su flagrancia, nos referimos a la Sentencia de 29 de febrero de 2016, que condena a una sociedad, y a sus administradores de Hecho y de Derecho– por un delito de tráfico de drogas cometido por varios trabajadores –, objetivamente, por no haber implantado medidas de control y prevención de delitos, sin entrar a valorar si el beneficio obtenido por el tráfico de drogas revierte en el patrimonio de los autores materiales o en el de la empresa.

¿Cómo evitar incurrir en responsabilidad penal? Con la implantación de un Manual de Prevención de Delitos idóneo, confeccionado ad hoc, es decir, “a medida”, para la empresa familiar de que se trate, pues solo de esta manera podrá resultar efectivo y se habrá adaptado correctamente la empresa a la normativa penal vigente, todo ello, en concordancia con las Circulares de la Fiscalía 1/2016 y 8/2015 que desarrollan la normativa penal estableciendo los requisitos exigibles.

¿En qué consiste este Manual de Prevención de Delitos? Se trata de la adopción de un conjunto de normas internas para la regulación total -legal- del funcionamiento de la empresa, tanto en la esfera interna, en cuanto a relaciones personales/laborales, mediante el establecimiento de protocolos adecuados de actuación; como en la externa, de cara a las relaciones con otras empresas, nacionales e internacionales.

Con su implantación, como ya hemos apresurado, se conseguirá de una manera objetiva, la exoneración de cualquier tipo de responsabilidad que se derive de actuaciones cometidas en el seno de la empresa o como consecuencia de la actividad, lo que conduce a asegurar la perdurabilidad de la empresa, eliminando riesgos, delimitando responsabilidades para aquellas personas que se hallen al mando de la mempresa o, como dice el Código Penal: “que tengan poder de decisión en la empresa (art. 31bis)”.

No hablamos sólo de dar un valor añadido a la empresa, sino de que los valores ya existentes en la empresa familiar, por su trayectoria, se sigan transmitiendo de generación en generación, evitando, en último término, que determinados comportamientos contrarios a la legalidad, puedan generar una quiebra en la continuidad de la actividad empresarial.

Pero, una vez implantado, ¿Cómo se controla la efectividad de este Plan? Se introduce, en nuestro Ordenamiento Jurídico, la figura del Compliance Officer, encargado de supervisar y controlar la ejecución efectiva de los planes de prevención de delitos que se hubieran adoptado.

El cargo, podrá ser ostentado por alguien de la empresa o externo a la misma, dependiendo de las circunstancias, se aconsejará en un sentido o en otro. Esto cobra especial importancia en la empresa familiar, en la que, en contra de la objetividad en el desempeño de sus funciones que se le impone al Compliance Officer, encontramos, dispensas legales que facultan para no declarar contra familiares, por ello, que el Compliance Officer, rara vez podrá ser un miembro de la familia, pues el cumplimiento de sus funciones podría quedar frustrado, no lográndose la imparcialidad necesaria.

Si bien es cierto que con esta Reforma se aumentan los controles judiciales y gubernamentales en materia de gestión y funcionamiento empresarial; no debemos concebirlo como una carga más, sino como una oportunidad para la empresa, por la conexión que existe entre estos “compliance programs” con los Códigos De Buen Gobierno y la Responsabilidad Social Corporativa (RSC), en la difícil tarea de la difusión de una cultura ética empresarial, que, en las empresas familiares, constituye su principal activo.

Además de ello, resulta de igual importancia la necesidad de una formación específica, que debe suministrarse a todos los miembros de la familia empresaria y de la empresa en general, para que puedan cumplir y ejecutar correctamente dicho Plan de Prevención de Delitos.

Sin duda, y con la experiencia con la que gozamos en materia de prevención de delitos se puede concluir con que, con la adopción de estas medidas, se mejora la imagen corporativa, consecuencia directa de un incremento en la productividad, el funcionamiento y la organización interna de la empresa familiar.

 

Andrea Moril - GB Consultores.

 

 

Los herederos de una empresa familiar, tengan o no participaciones previas al fallecimiento y siempre que ostenten la dirección de la entidad podrán beneficiarse de la bonificación fiscal del 95% prevista en el Impuesto de Sucesiones y Donaciones.

06 Julio 2016 Noticias

El Tribunal Supremo ha publicado recientemente una sentencia que permite a todos los herederos de una empresa familiar, tengan o no participaciones previas al fallecimiento y siempre que ostenten la dirección de la entidad, beneficiarse de la bonificación fiscal del 95% prevista en el Impuesto de Sucesiones y Donaciones (art. 20.2 c de la Ley 29/1987). La sentencia, que da respuesta a un recurso interpuesto sobre la bonificación de las participaciones exentas en el IP (art. 4.ocho.dos Ley 19/1991), facilita la transmisión de la empresa y evita su liquidación para el pago del impuesto de donaciones.   

En concreto la sentencia hace referencia a la reducción en el Impuesto sobre Sucesiones, aplicable a los hijos y al viudo por el usufructo, cuando la persona fallecida, junto con su viudo o viuda, poseían antes del fallecimiento el 100 por 100 del capital de la empresa, desarrollando las funciones de dirección única y exclusivamente uno de los hijos, es decir, uno de los casos más comunes y típicos de sucesión patrimonial de las empresas familiares.

Por tanto, se despeja la duda de si para gozar de la bonificación fiscal del 95% por empresa familiar (prevista en el art. 20.2 c) de la Ley 29/1987, del Impuesto de Sucesiones) es necesario que la persona que forma parte del grupo familiar y que cumple el requisito de ejercer funciones efectivas de dirección de la empresa familiar, percibiendo por ello la mayoría de sus rendimientos, deba también ser titular de alguna participación en el capital de dicha empresa previo al fallecimiento.

Por esto, el hecho de que la empresa, el negocio o las participaciones de que se trate la transmisión, gocen de exención en el Impuesto sobre el Patrimonio, demuestra que la participación en el capital ha de darse en la persona fallecida. Ahora bien, tras su fallecimiento, el requisito habrá de darse en el heredero, por sí o en conjunción con otros. En ningún lugar se exige que el sujeto pasivo, previamente al devengo del tributo, deba ostentar una titularidad distinta a la que se produce con la sucesión hereditaria.

Por último, pero no menos importante, otro de los requisitos para su aplicación es la necesidad de que el sujeto pasivo ejerza efectivamente funciones de dirección en la entidad, percibiendo por ello una remuneración que represente más del 50% de la totalidad de los rendimientos empresariales, profesionales y de trabajo personal.

En este caso, entiende el Tribunal Supremo que en supuestos de existencia de un grupo de parentesco que posea conjuntamente de la totalidad de las participaciones y, por tanto, cumpliendo el requisito de titularidad mínima de un 20%, se admite que las remuneraciones derivadas de la misma puedan cumplirse en una de las personas del grupo, sin perjuicio de que todas ellas tengan derecho a la exención en el impuesto patrimonial.

 

Carlos Añon Romeu. Pablo Pastor Andrés. Jaime Zaplana Llinares.
Área Tributaria.

GB Consultores Financieros, Legales y Tributarios.

 

IVEFA crea un fondo que busca sucesor a las empresas familiares que no tienen.

01 Junio 2016 Noticias

Jornada Continuidad

 

  • El programa ayuda a las empresas familiares a encontrar el candidato idóneo a suceder al empresario familiar.
  • El Fondo de Continuidad Empresarial elegirá a los candidatos en cada caso, acompañando al empresario familiar en todo el proceso.

 

La desaparición de la empresa familiar es una de las amenazas más importantes de este tipo de organizaciones. “La falta de sucesor, o el enfrentamiento entre los sucesores, ponen en peligro su continuidad”, ha asegurado José Bernardo Noblejas, presidente de IVEFA. Por ello, esta entidad ha puesto en marcha el Fondo Para la Continuidad Empresarial, con el objetivo de “conservar los valores –intangibles, excelencia, cercanía- de la empresa familiar, además de tener la capacidad de regeneración y crecimiento más allá del empresario y de la familia que la creó”, ha añadido el presidente de IVEFA.

Y es que la idea del Fondo para el Desarrollo y Continuidad de la Empresa Familiar se basa en la colaboración entre empresarios y la experiencia del IVEFA como el espacio y la voz de la empresa familiar, de forma que se pueda establecer un proceso que canalizará dos elementos fundamentales de toda sucesión: la visión empresaria, identificando cultura empresarial y familiar, y las necesidades del futuro.

El Fondo de Continuidad Empresarial elegirá a los candidatos en cada caso, acompañando al empresario familiar en todo el proceso junto a GB Consultores, que aporta al fondo su experiencia de más de 25 años en procesos de sucesión de empresas, necesidades financieras, legales y tributarias. Así, el candidato elegido será aquel que pudiera tener las mejores condiciones para respetar no solo la cultura de la empresa, sino que aportará mayor seguridad y consolidación del proyecto empresarial.

En la presentación ha intervenido también Miguel Montagut Gómez, coordinador de zona de Caixa Popular, quien ha asegurado que la financiación es una pata fundamental en todo el proceso de profesionalización y sucesión de la empresa familiar, por lo que tener el proceso asegurado con una entidad como IVEFA, da mejores garantías a las entidades financieras.

Además, Alejandro Escribá, director de la Cátedra de Empresa Familiar, ha asegurado que las empresas familiares han tenido mayor mortalidad durante la crisis. “Hay factores externos que afectan a la supervivencia de las empresas como las recesiones o los cambios de tendencia, pero también internos como los empresariales (falta de ajuste con los cambios del entorno, falta de competitividad…), los personales (conflictos, decesos, jubilaciones), o los empresariales”.

En la presentación del Fondo de Continuidad empresarial han participado representantes de instituciones empresariales como el presidente de Cámara de Comercio de Valencia, José Vicente Morata; el presidente Asociación de Comerciantes del Centro Histórico, Rafael Torres y el vicepresidente de Comercio de Femeval, José Luis Beltrán. La jornada ha sido clausurada por el Excmo. Sr. D. Rafael Climent, Conseller de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo. 

 

Fuente: Levante | Valencia Plaza | Las Provincias | Finanzas | El Economista | Expansión 

 

 

¿Qué ventajas tiene crear una estructura holding? (GB Consultores)

25 Enero 2016 BLOG

 3 foto GB

 

La realidad de la empresa familiar tiene múltiples visiones.  Desde el punto de vista interno, la realidad del protocolo familiar juega un papel muy importante en la organización de las personas y de sus bienes; y desde el punto de vista empresarial, la necesidad del control y gestión del patrimonio puede venir centrada desde la creación de una estructura holding.

Vamos a analizar las ventajas que tiene crear una estructura holding:

 

1.- La estructura holding viene dada por una sociedad, la cual es poseedora de las participaciones o acciones de las demás sociedades del grupo, siendo cabecera o dominante de las demás, que pasarán a ser dependientes de aquélla.

 

2.- Esta sociedad de sociedades tiene una serie de capacidades de gestión y unas posibilidades de ahorro fiscal a través de regímenes especiales que la hacen más atractiva que una estructura convencional de grupo societario. Otras virtudes de la misma son la capacidad de limitación de riesgo de mercado y la salvaguardia de patrimonio, entre otras.

 

3.- También cabe recordar que, tras la reforma de la LO 1/2015, la introducción de nuevos requisitos para la gestión del riesgo de comisión de actividades delictivas en el seno de la empresa resulta de amplia importancia dado que de muchas medidas cautelares, ante la gestión del manual de prevención de delitos, podemos incluir la intervención de la sociedad; por tanto, la constitución de un grupo societario limita la acción de la intervención y compartimentaliza el riesgo global para el grupo.

 

4.- El patrimonio y su salvaguardia o su organización son muy importantes a la vista  no solo por  un traspaso intergeneracional de patrimonio –bien por sucesión, bien por reparto de bienes inter vivos-. Este traspaso, en vez de realizarse con las pocas seguras comunidades de bienes con el fin de no incurrir en costes fiscales, además de resultar poco defendibles jurídicamente (al carecer de persona jurídica) se puede centrar a través de sociedades que, dotadas de una actividad, gestionen el patrimonio de la familia mientras se obtienen rendimiento por ello.

 

5.- Otras de las ventajas de la constitución de grupos holding es la distribución de dividendos y financiación dentro del propio grupo tal y como son el cash pooling. Dentro de un grupo de sociedades, en muchos casos nos encontramos con necesidades de liquidez, de tesorería, de financiación en el corto o medio plazo –dependiendo del plan de negocio o del plan financiero - que solo a través de la distribución de dividendos se pueden acometer. En este caso, a través de la sociedad holding, no tenemos necesidad de dicho peaje tributario, dado que lo podemos centrar y centralizar a través de  la sociedad matriz (dominante).

 

6.- Además de estos hechos beneficiosos, podemos también adecuar nuestra tributación a través de la constitución de un grupo fiscal, el cual igualmente se beneficia de una tributación agrupada y, por tanto, de ventajas tributarias como conjunto de empresas.

 

En definitiva, vemos como la estructura holding presenta muchas ventajas dentro de la órbita mercantil, civil, tributaria y financiera. Sin embargo, en muchos casos, nos encontramos conglomerados de empresas que de forma efectiva ya actúan en el mercado (en el tráfico) como si de un grupo de sociedades se tratase. En estos casos,  el empresario debe detenerse a analizar la conveniencia o no de mantener una estructura de empresas que eventualmente tiene y tendrá riesgos de gestión, directos o indirectos, o entonces racionalizar y gestionar organizadamente los activos y capacidades de su patrimonio empresarial a través de un grupo de sociedades alrededor de una sociedad holding.  

 

Por: David Ruiz y Mireia Albert, responsables del Área Legal de GB Consultores Financieros, Legales y Tributarios